Cenizos

La Real Academia de Mis Pelotas define el témino “Cenizo” de la siguiente manera:

Persona que en menos de dos minutos es capaz de quitarle la ilusión hasta a Dora la Exploradora.

Los cenizos son un grupo selecto distribuido de forma homogénea a lo largo de toda la geografía mundial.

Éstos perdieron las ganas de vivir en algun momento dado de su vida y su único objetivo es intentar que el resto del mundo también pierda las ganas de vivir.

Según señala un reciente estudio del Moratalaz Institute of Society las causas por las que alguien puede convertirse en Cenizo son diversas:

  • Falta de sexo
  • Frustración
  • Inseguridad
  • Aburrimiento

Un cenizo no se alegra de la felicidad ajena. Un cenizo busca, a través de comentarios aparentemente inocentes, destruir cualquier tipo de ilusión que puedas tener. Por ejemplo:

– ¡Qué ganas tengo del concierto de esta noche!

+ Pues dicen que esta gira está siendo una mierda.

Si el cenizo en concreto está demasiado cansado como para elaborar una frase deprimente personalizada puede que use una de las respuestas genéricas que tienen. Suelen ser cortas y carentes de contenido, como por ejemplo:

– Bueno, tú sabrás.

– Ah, no sé.

Éstas además opcionalmente pueden acabar con una risita de zorra falsa.

Hay cenizos que alcanzan tal nivel de cenicismo que son capaces de deprimirte sólo con su presencia. La técnica que más usan es la de poner cara de puto asco y realizar muecas aleatorias desconcertantes.

La Comisión Merkeliana de Sanidad recomienda alejarse lo máximo posible de los cenizos, principalmente por el peligro de contagio. En el caso de tener que tratar con uno de ellos por obligación (laboral, familiar…) la comisión recomienda minimizar el trato y no nunca mirarles a los ojos.

A su vez también hacen un llamamiento a los infectados para que acudan urgentemente al bar de cañas más cercano para empezar su tratamiento.

Leave a Reply