El friki virgen

El friki virgen es una raza de ser humano cuyo primer especimen data de mediados del siglo XX, coincidiendo con el auge de la tecnología.

Este ser de higiene disimulada se puede identificar fácilmente tanto por su olor como por su apariencia. Muchos historiadores apuntan a que el día que repartieron la belleza ellos se quedaron en casa jugando al WoW.

Se alimentan principalmente de conservas y congelados. No hay pruebas de que hayan bebido algo diferente a la Coca-Cola.

Sienten especial interés por la informática, concretamente con el desarrollo software.

El friki virgen necesita hacer código que sólo él entienda. Estudios de la Universidad de Handercrosky apuntan a que este tipo de prácticas del friki virgen común se deben a su baja autoestima y en ocasiones también a sus extremadamente pequeños penes.

También es práctica habitual de este especimen leer cada mañana los titulares de los principales blogs tecnológicos y comentarlos con el resto del mundo como si se tratara de algo que él conociera de toda la vida y tú no conoces porque eres retrasado y él no.

Todo responsable de selección de una empresa sabe que el friki virgen es siempre la persona más adecuada para un puesto. Ellos son buenos desarrolladores por naturaleza. Además se relacionan muy bien con el resto de sus compañeros y hacen siempre exactamente lo que se les pide.

El trabajo que hacen normalmente es fácil de entender y de ampliar, ya que al ser tan poco egocéntricos se preocupan mucho de las personas que en un futuro tengan que modificar su trabajo.

Contrata a frikis vírgenes, no te arrepentirás.

Leave a Reply