¿Tanto importa?

Llevo ya bastante tiempo que no hay quien tenga huevos de quitarme la sonrisa de la cara.

Cierto es que mi vida ha mejorado en muchos aspectos: trabajo, economía, estabilidad… Pero creo que ninguna de estas cosas es la razón de que sea tan jodidamente feliz. 

Creo que la razón de vivir en un anuncio de compresas permanente es haberle dejado de dar tanta importancia a las cosas.

No es que ya pase de todo, que no me preocupe de mis amigos, de mi trabajo o de mi futuro, es simplemente que no me agobio.

 – Oye, que a lo mejor te echan del trabajo. ¿Es el último trabajo del mundo?

 – Oye, que hay gente a la que no les caes bien. ¿Y qué más da?

 – Oye, que lo mismo te mueres. ¿No nos vamos a morir todos?

 – Oye, que Apple hace una keynote mañana. ESO YA SÍ QUE ME TOCA LOS HUEVOS PORQUE TODOS TENEMOS NUESTRO LÍMITE.

Ahora en serio, que hay muy muy pocas cosas importantes de verdad. No os compliqueis la vida con mierdas que estamos aquí dos días.

Leave a Reply