Orgullo ¿de qué? 7

Hoy, como muchos de vosotros sabréis, es el día del orgullo LGTB.

“Orgullo”. Para mí es un término muy delicado. Cuando lo usas a nivel personal, puede que tenga un pase. A nivel colectivo, me parece un gran error. No estoy orgulloso de ser español porque no respondo por todos ellos. Al igual que no puede responder por todos los hombres ni por todos los informáticos. Por ello, tampoco pienso sentirme orgulloso de todo el colectivo LGTB.

Un año fui al día del orgullo gay en Madrid, quería verlo. La verdad es que fue bastante divertido. Un ambiente muy bueno, muy buen rollo, y en general, un espectáculo.

Ahora es cuando yo, todo digno, digo que odio las carrozas llenas de maromos, porque me parecen que dan una imagen que bla blabla bla blabla… No, había tíos que estaban tan buenos que me entraban ganar de llorar y decir “Dios, ¿qué te he hecho yo?”. Recuerdo el momento exacto en el que vi a un ruso-polaco-yo-que-sé-qué rubio que no se puede ni describir. Sí, fue el momento justo en el que mi pene le tomó el relevo a mi cerebro, y con él, se me olvidaron todas las paridas que pensaba sobre el día del orgullo gay.

En fin, menos mal que todo acabó, mi cerebro recupero el control de mi ser y pude ver la situación desde un punto de vista más critico y objetivo.

Al terminar el día, me dio tiempo para pensar. Principalmente porque yo iba con mi amigo Juanito y el que ahora es su novio, sin yo saber de antemano que tenían algo. Así que me pasé gran parte de esa noche intentando que las llamas del candelabro en el que me había convertido no quemasen a nadie. Me sigo llevando genial con ellos, y si me estáis leyendo, ¡espero que os den por el culo! ¡o todo lo contrario!

En fin, que llegué a la conclusión de que no me había sentido nada representado por lo que había visto allí. No porque me pareciera mal lo que había visto, simplemente que no vi mi parecido con nadie de los que estaban sobre las carrozas.

Entonces empecé a pensar qué carrozas me hubiera gustado ver.

En una irían niños y niñas. Niños asustados porque no entienden qué les pasa. Niñas que ven que son diferentes con respecto al resto de la sociedad. Niños que lo pasan mal en el colegio, que sufren las humillaciones de los que los notan diferentes, que ven en el reflejo de su maestro una indiferencia que poco ayuda a sentirse mejor. Niñas que no son heterosexuales y se están dando cuenta.

En otra, irían personas del ámbito rural. Gente que tiene que vivir en un pueblo muy pequeño, donde las cosas se complican más. Que no pierden su personalidad: quieren seguir siendo de pueblo, no quieren irse a Madrid a vestir como quienes no son, que quieren trabajar en el campo tal vez, y ¿por qué no?, quieren poder tener una relación sentimental como cualquier otro habitante de su pueblo.

La siguiente carroza no estaría llena de personas, sólo de imágenes, palabras, recuerdos… De todos aquellos que murieron luchando por lo que nosotros disfrutamos hoy día. Aquellas personas que sacrificaron su vida para que yo hoy pueda estar escribiendo sin miedo a que me detengan o penas incluso peores. Estén donde estén: Gracias.

Una estaría dedicada a la transexualidad. Y no, no sería un espectáculo. Serían personas que desarrollan una actividad laboral que les guste. Que el centro de su vida no sea que sean transexuales sino que ya tienen la identidad de género que sentían que les correspondía desde pequeños y pueden ser tan felices o cometer los mismos errores que el resto.

Otra, con una persona de cada país, raza, religión en la que que estuviese penada la homosexualidad. Todavía hay muchas partes en el mundo en las que no ser heterosexual es motivo para morir.

Una de padres y madres. Esos que se criaron en una sociedad totalmente diferente a la nuestra. Esos mismos que nos tuvieron que escuchar decir “Mamá, Papá soy homosexual, soy bisexual o soy transexual”. Los mismos que en muchos casos nos han apoyado sacando fuerzas y principios de donde nos los tenían. Gracias papás y mamás del mundo porque saber adaptaros a todo

Y sí o sí, una a las lesbianas. Es jodido ser mujer en esta sociedad, más aún, ser mujer y homosexual.

Y bueno, en mi cabeza hay mil carrozas más con las que sí que me hubiera sentido identificado.

Creo que es importante que recordemos día a día lo afortunados que somos por tener los derechos que tenemos. También creo que es importante que tengamos personalidad, que sepamos que lo único que nos une es que no somos heterosexuales, y que tiene que existir toda una diversidad de personas dentro del colectivo. Y en general, que sigamos luchando para que cada vez la gente se sorprenda menos al ver a dos personas que no son heterosexuales besándose por la calle.

Feliz día del orgullo LGTB.

7 thoughts on “Orgullo ¿de qué?

  1. Reply Ignacio García Fenoll Jun 28,2011 1:20 am

    El orgullo colectivo es uno de los motores de la Historia. Sin él no habrían tenido lugar ni la Revolución Francesa ni la lucha de clases ni ninguna de las transformaciones sociales que trajeron la Democracia. Sin el orgullo feminista probablemente las mujeres seguirían sin poder votar y condenadas al ostracismo de las tareas del hogar. En definitiva, y en este caso particular, sin el orgullo LGTB probablemente los homosexuales seguiríamos siendo encarcelados en casi todos los países del mundo y casi con toda seguridad no habríamos sido considerados jamás como ciudadanos de primera, tal y como por suerte ocurre en España.

    Lo que pasa es que hay muchas formas de reivindicar ese orgullo colectivo. Y lo bueno es que en el caso del orgullo LGTB cada uno lo hace como estima necesario. Yo no me pongo tacones el día del orgullo ni me pongo un corpiño ni muestro mis carnes en una carroza. Pero me parece genial que los que así lo sienten así lo hagan. Me gustaría que hubieras estado en el primer Orgullo del Sur que se celebró hace tres años. Hubo una representación casi calcada de tus sueños de carrozas variadas. Parejas de mujeres mayores, parejas heterosexuales que llevaban a sus niños con las banderas LGTB apoyando el movimiento, parejas homosexuales con familias sólidas e hijos sanísimos tras una adopción que les había dado, nunca mejor dicho, la vida.

    Un abrazo.

  2. Reply vasconita Jun 28,2011 1:35 am

    Que sepas que eres ese trol que tanto ansiaba jejejej, eso significa que ya soy blogger!! jejeje

    A ver, por partes.

    No estoy de acuerdo con lo que dices. Creo que lo que hace que progresemos es la lucha colectiva, que no tiene que ir ligada al orgullo de grupo. Yo desde muy pequeño he defendido con mucha fuerza mi parte LGTB, desde defender a niños amanerados, pasando por mostrar mi visibilidad al máximo en unas circunstancias nada habituales y terminando poniendo a la UMA patas arriba porque su proxy no dejaba acceder a webs que contuvieran la palabra “gay”. Así que no, no es la clave de ninguna revolución. Por cierto, ya que hablas de las mujeres y el trabajo que tuvieron que hacer para conseguir su derecho al voto, recuerda que tu partido, el PSOE, votó en contra de permitir que las mujeres votaran.

    Ignacio, sí que estuve en ese orgullo y te puedo enseñar las fotos. A ver, estuve hasta viendo el proceso de selección para dos de las carrozas. Los criterios de selección me dieron vergüenza. Y obvio que cuando vi en Sevilla el resultado, las carrozas no reflejaban la diversidad que yo esperaba, las carrozas buscaban gente que llamase la atención para que se fijaran quién patrocinaba cada una, sin más.

    Hasta aquí, mi querido trol. Recuerda que tú también tienes blog y que en tu próxima entrada pienso criticarte hasta la puntuación xDDD.

    Es coña, mil gracias por comentar perro ;-).

  3. Reply Ignacio García Fenoll Jun 28,2011 1:45 am

    Discrepo por completo. La lucha colectiva no es un fin en sí misma, y por tanto es el orgullo colectivo el origen evidente que, a través de esa lucha colectiva de la que tú hablas, pretende lograr la consecución de una serie de derechos o de cambios más o menos radicales.

    El comentario del PSOE sobraba, a veces pienso que uno no puede opinar por militar en un partido político.

    Será un placer que me critiques hasta la saciedad, aunque me extrañarías que tuvieras la posibilidad de criticar mi exquisita puntuación.

    Gracias a ti por el blog.

  4. Reply Ignacio García Fenoll Jun 28,2011 1:48 am

    Jajaja, me ha encantado poner “me extrañarías” para darte un motivo por el que criticarme. 😛

  5. Reply vasconita Jun 28,2011 1:56 am

    Ya te digo, nunca he tenido orgullo de colectivo y he hecho más que la mayoria.

    Lo he “exquisita puntuación” te ha quedado muy boris, espero que no te bajes los pantalones a la primera que saque la cámara jejejeje.

    Y por último, muy triste que te hayas releído tu comentario, te hayas encontrado un fallo y hayas puesto ese comentario en plan “ha sido queriendo” jejejej.

    Ahí lo dejo, mi querido trol.

  6. Reply RuBiK Jun 28,2011 12:51 pm

    Totalmente de acuerdo, yo respeto que a la gente le guste celebrarlo tal y como se celebra. Pero para mi es un circo mas, yo soy yo, y estoy orgulloso de lo que soy. Es lo único que tengo claro. Si fuera hetero supongo que estaría igual de orgulloso de mi de lo que estoy.

  7. Reply Charlot_ta Jun 28,2011 6:07 pm

    Feliz día del orgullo LGTB!

    Me encanta haberte conocido y poder leer ( y ocasiones comentar) lo que piensas. Jamás conocía nadie con la ideas que tu tienes sobre el colectivo LGTB, y me encantas ^^

    Un beso enorme guapetón,
    Aquí te esperamos prontito.

Leave a Reply