Excusas 10

¿Recordáis aquéllas veces que te decían tus padres “tú no me hagas caso, pero ya verás que tengo razón”? Esta es una de esas situaciones en las que me acuerdo mucho de mi padre, y voy a explicar por qué.

Yo creo que buena parte de lo que somos depende del azar.

No decicidmos la familia en la que queremos nacer. No es lo mismo nacer en una familia en la que seas una prioridad para tus padres que nacer en una en la que simplemente eres el producto de un matrimonio. No lo es mismo nacer en una familia muy pobre que nacer en una en la que el dinero no es un problema. Y así podríamos seguir con factores como la localización geográfica, la situación política… Miles de factores que tú no has elegido pero tienes que vivir, porque es la vida que te vas a encontrar cuando nazcas.

Una vez ya estamos en este mundo, el azar también juega un papel importante. No vas a decidir quienes van a ser tus compañeros de colegio. Puede que éstos sean unos cabrones que te minen la confianza hasta tal punto que jamás seas capaz de hacer nada con seguridad. O puede que allí conozcas a unas personas maravillosas que hagan que tu visión de la vida sea positiva y hacer que en un futuro seas alguien con determinación y confianza en sí mismo.

Según vas creciendo, eres más dueño de tu vida, pero el factor azar sigue existiendo. Todos hemos conocido a personas que de repente te han cambiado la vida, tanto para bien como para mal. ¿Qué hubiera pasado si en el momento indicado esas personas no hubieran estado ahí? No creo que nadie pueda saber eso.

Llegado a este punto, está más que claro que hay una parte de tu vida en la que no puedes decidir. Yo ese punto me lo imagino en mi mente como un nivel 0, la base desde la que partes.

Ante esta situación, yo creo que hay varias formas de afrontar estas situaciones adversas que a veces nos vienen.

La primera, y más cómoda, es decir que la culpa es de las circunstancias, de nuestro profesor, de nuestra pareja o, en general, cualquier persona, cosa o circunstancia que haya podido repercutir en algo que finalmente nos ha afectado a nosotros.

La segunda, que aunque a corto plazo puede ser más difícil, puede ser increíblemente positiva para el futuro. Se trata básicamente de no buscar excusas. De no perder el tiempo pensando en “cómo puede haber sido que…” o “qué mala suerte que…”. Es coger el toro por los cuernos y decir claro y alto “Azar, ¡a mí no me vas a joder esta vez!”. Es mirar a la cara al hijo de puta que te ha hecho la vida imposible y decirle “¡tú no puedes conmigo!”. Es ponerle la mejor sonrisa a un maldito profesor que te odia mientras dentro de ti piensas “yo soy más que tú, subnormal.”. Es básicamente no darle la oportunidad a nada ni a nadie de que venga a fastidiarte la fiesta. Sonreír en los peores momentos, y responder con toda la fuerza cuando vienen malos tiempos. Y así minimizar al máximo las consecuencias negativas del azar.

Yo, por suerte, he tenido la mejor familia que se puede imaginar. Unos padres que lo han dado todo por mí. Unos hermanos increíbles. Unas personas que han sacrificado buena parte de su vida para que yo hoy estoy escribiendo esto aquí. Los mismos que un día me dijeron “no busques excusas”, y a los que yo les respondí “es que no me entendéis…”.

Así que sin más, yo no quiero buscar excusas, quiero encontrar soluciones.

10 thoughts on “Excusas

  1. Reply Canhetinho Mar 12,2011 8:53 pm

    Me ha gustado tu artículo Joselillo, te felicito.
    Y a grandes rasgos, pienso igual, mucho azar en nuestras vidas… azar? destino escrito? llámalo X…
    Saludos!

    • Reply vasconita Mar 12,2011 9:14 pm

      Muchas gracias! Me alegra que te haya gustado y sentir que esto que he escrito puede haberlo vivido más personas antes.

  2. Reply elkynder25 Mar 13,2011 3:11 am

    Hey Jose, acabo de leerlo y me ha gustado muchisimo. Me ha dado unos momentos de reflexion tambien. Definitivamente tienes vocacion en “Letras”, lo siento jajajaaj. La forma de escribir es muy buena. Sigue asi

    un saludo

    • Reply vasconita Mar 13,2011 3:25 am

      Muchas gracias Nils! Hombre, la verdad es que mi nivel de redacción es muy mejorable, pero aún así gracias por lo de vocación de letras ;-).

  3. Reply Helencor_75 Mar 13,2011 7:27 pm

    Tito y de nosotras,cuando vas ha hablar? Y dice mi padre que él también se siente un poco ignorado…

    • Reply vasconita Mar 13,2011 10:36 pm

      Desde luego, es que tengo la mejor familia que se pueda tener. ¡Mis sobrinitas ya leyendo mi blog!

      Bueno, ya sabes que cuando digo “hermanos” incluyo también a tu padre, que no sólo es como un hermano sino también alguien que aprecio desde la más pura objetividad.

      Ni que decir hay que si por mí fuera, siempre estaría hablando de vosotras, mis bebés… Qué ganas de veros tengo.

  4. Reply Rubén Lirio Mar 19,2011 11:35 am

    Te lo has ganado vas a mi lista de blogs recomendados… ayer en un ataque de no dormir escribi sobre algo que también nos trae a donde estamos hoy, muy bueno el articulo, aunque discrepo, en un punto.

    Creo que exista el azar no necesariamente tiene que ser malo, sino todo lo contrario esa moneda al aire que tira a veces el destino… hace que pasen cosas guay o terribles y es nuestra responsabilidad ponerla a nuestro favor.

    • Reply vasconita Mar 19,2011 12:00 pm

      Me alegra que te haya gustado. Es cierto lo que dices sobre que el azar no tiene que ser siempre malo. Creo que el post lo escribí centrándome en unas cuantas experiencias personales, pero es verdad que el azar puede jugar a tu favor, de hecho, tengo muchos ejemplos en los que el azar ha jugado a mi favor.

  5. Reply Maria Jesus May 26,2011 5:13 pm

    Una reflexión muy acertada. Lamentarse nunca sirve de nada, y aunque a veces las circunstancias casi puedan con nosotros, hay que ser más frío y más fuerte que ellas y “tirar p’alante” No siempre, pero cuando la vida te cierra una puerta, la que se abre casi siempre es mejor, y si no lo es, hay que seguir el pasillo hasta encontrar la puerta correcta.
    Doy gracias al azar que nos puso en el mismo universo tuitero ;))

  6. Reply vasconita May 26,2011 7:48 pm

    En primer lugar, muchas gracias por comentar.

    Eso es, pienso como tú, hay que ser positivo en todo momento, es más, probablemente en los peores momentos hay que ser aún más positivo.

    Yo también me alegro mucho de que nos hayamos cruzado por twitter. Es una alegría poder conocer gente que te aporte tanto, en serio, mil gracias.

    Un abrazo!

Leave a Reply